sábado, 28 de marzo de 2009

Hipótesis y análisis secundario

Hipótesis

Desde nuestro punto de vista, encontramos varias causas por lo que se da el embarazo en la adolescencia:
Principalmente la escasa información sexual es la causa de la mayoría de los embarazos.
Otras veces, la religión influye fuertemente a la hora de usar preservativos, ya que en algunas religiones como la católica, permite mantener relaciones con el fin de tener placer, tan sólo para tener hijos.
La mayoría de las adolescentes que se quedan embarazadas no lo desean ya que la decisión de tener un hijo conlleva una gran responsabilidad. Además de tener que mantener al bebé, la madre corre un cierto riesgo, pues al tener el niño a una edad prematura, su cuerpo y mente no está totalmente desarrollado para afrontar ésta situación.
La primera reacción para las adolescentes es la negación. La mayoría no desea tener el bebé, pues supone un problema difícil de afrontar.
A ésta se le une la dificultad de contárselo a los padres.
En determinadas circunstancias, existe un rechazo social, por miedo a ser criticadas.

Para prevenirlo, es muy importante el papel de papel de los padres, es decir la comunicación hacia su hijo abierta, sin temas tabú.
La probabilidad de que surjan complicaciones en el pato es mayor, cuanto menor sea la edad de la embarazada.
La vida de los padres adolescentes da un gran giro, pues probablemente estos tengan que dejar los estudios. También necesitan una ayuda tanto económica como social.
Se ha comprobado que los hijos nacidos de adolescentes suelen tener peores resultados académicos y menos hábitos de estudios.
Un entorno adecuado para el niño es fundamental para su desarrollo.
Existen diversas asociaciones en apoyo a las madres adolescentes y reivindican el aborto. Un ejemplo de ellas es la Organización Pan y Rosas lucha por el apoyo a las madres adolescentes reivindicando el derecho al aborto libre y gratuito, provisión gratuita de anticonceptivos, educación sexual en las escuelas y lugares de trabajo, etc.

Análisis secundario

Mediante un análisis secundario, hemos obtenido varios textos que brindan a favor de nuestra opinión.
Entre ellos www.pulevasalud.com, www.laverdad.es, y www.terra.com/mujer nos han aportado información. Hemos encontrado varios artículos los cuales apoyan nuestra opinión, como el articulo realizado por la psicóloga Diana Rodríguez en la web www.terra.com/mujer

Diana Rodríguez destaca el crecimiento de la actividad sexual entre los jovenes, que en la mayoria de los casos, lo realizan con la minima utilización de precauciones, debido a la seguridad de que no se producirá el embarazo.

Según Diana Rodríguez, hay que darle una importancia a información sobre la prevención en las relaciones sexuales.
El embarazo significa un problema para la mujer a la hora de comunicarlo a sus padres, pues desconoce la reaccion en sus padres.

Por otra parte, el hombre puede crearse un sentimiento de estrés e incluso en muchos casos, dudar de la paternidad.
A veces los adolescentes que deciden seguir con el embarazo, los padres los casan como obligación. El muchacho tiene que ponerse a trabajar y la mujer se ve obligada a dejar los estudios.

También implica un problema en la relación, pues no les va a permitir desarrollarse como pareja o no poder disfrutar de las actividades propias de la adolescencia.
Por último, Diana explica que el embarazo en una edad temprana provoca que los jóvenes adquieran más madurez.


Cada vez es más frecuente el embarazo en la adolescencia, como se refleja en los siguientes casos, encontrados en un articulo de un periódico digital, www.laverdad.com

Veinte chicas entre 14 y 23 años reciben formación de “Las Hijas de la Caridad”, en Albacete, para enfrentarse en su temprana edad a ésta difícil situación.
Las chicas que pasan por éstos centros suelen tener la misma edad, aunque las más jóvenes tienen preferencia. Con 16 años es más fácil acceder que con 20 o 21. Todas tienen un bebé o lo están esperando, incluso tienen más de un hijo.
La mayoría tienen pareja, aunque en ciertos casos el marido o novio está en la cárcel y en otros en los que terminan separándose.

Cada caso es diferente. Francisca Romero Martínez, se quedó embarazada a sus 19 años y entró a formar parte del centro muy pronto.
Accedió a esta formación hace varios años y actualmente va cumplir cuatro años en este centro.
Afirma que le ha servido de mucho,ha aprendido tanto a coser, matemáticas, lectura y mejorar su vocabulario, así como a tener paciencia y educar a su hijo.

Ana Belén Chicano Casas es otra de las chicas en accedió, aunque con mayor edad, a los 21.
Se quedó embarazada a los 21 y desde entonces, visita diariamente el centro.
Al principio Ana afirmaba que era duro, pues no es fácil sacar a una hija adelante, sobre todo, económicamente.
A su paso por la escuela de formación, a aprendido a criar a su hija, a mejorar las relaciones con su marido, con su familia, incluso a relacionarse con la gente.

También podemos encontrar más casos sobre este tema en otros medios de comunicación como la prensa, las revistas... . El que presentamos a continuación fue publicado en la revista Vale en Agosto de este mismo año.
En este caso nos cuentan la historia de una joven de 18 años que, como en muchos casos, fue abandonada por su pareja ante la excusa de que discutían mucho, aún sabiendo que la joven esperaba un hijo suyo. El padre había prometido que se haría cargo del bebé, promesa que no cumplió. Tras esta situación, la joven decide refugiarse en el bebé que espera.
Esta historia entre tantas otras, ofrecen un apoyo a las jóvenes que están en esta situación y nos demuestra como el embarazo, que para muchos es un gran problema sino se desea, para otros es la fuerza para seguir adelante. También nos demuestra la importancia del apoyo de la familia, la pareja... . Gracias a la ayuda y comprensión recibida por ellos, se puede hacer todo mas llevadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada